18 MANERAS SENCILLAS DE POTENCIAR EL AMOR POR EL APRENDIZAJE

Es importante que tu hijo aprenda sobre la Segunda Guerra Mundial o a dividir sin utilizar la calculadora. Pero eso son habilidades sobre hechos limitados. Es mucho más importante que tu hijo aprenda a amar el aprendizaje en general, como forma de vida. Esto le llevará a una vida de descubrimientos y a un mundo mucho más amplio de lo que se aprende en la escuela.

 

Aquí tienes 18 maneras sencillas para aplicar a tu día a día y fomentar el amor por el aprendizaje en tus hijos.

 

Leerles 

Leer no solo tiene beneficios físicos y emocionales. Existen datos concretos de que también ayuda al desarrollo del cerebro y al crecimiento académico. Con tantas posibilidades, la lectura es la manera perfecta de ayudar a los niños a enamorarse del aprendizaje.

 

Deja que te vean leer 

Si bien leer a tus hijos tiene muchos beneficios, dejar que te vean leer muestra a los niños que la lectura es un hábito para siempre. No es solo para bebés. No es solo para la escuela. Lee delante de ellos (y Facebook no cuenta).

 

Estar al aire libre 

El tiempo al aire libre brinda oportunidades para el desarrollo, la toma de riesgos y la exploración, son cuestiones que resultan beneficiosas para el aprendizaje. También existe una correlación directa entre el tiempo afuera y la reducción del estrés, la construcción de confianza y la exposición a diferentes estímulos.

 

Canta, baila y escucha música

Los beneficios cerebrales de la música son numerosos. Además, la música tiene la capacidad de brindar alegría, relajación y expresar ideas.

 

Relájate

El verdadero aprendizaje va más allá de las notas en el colegio. Demuéstrales que crees que al pasar tiempo con tus hijos no haces nada en particular, excepto disfrutar de la compañía.

 

Abraza lo que aman

Bríndales a los niños la oportunidad de explorar las cosas que aman. Si tu hijo se muestra interesado en los trenes, en este momento, busca libros sobre trenes, ayúdale a construir un tren, dibuja un tren, ir a ver los trenes a la estación. Permite que tu hijo guíe su aprendizaje a través de sus pasiones.

 

Habla sobre aprender

Hazles saber cuándo aprendas algo nuevo. "Wow, nunca imaginé que las palomitas de maíz podrían arder tan rápido. ¿Me pregunto por qué será?" Los niños necesitan ver que siempre estamos aprendiendo, incluso en las cosas comunes del día a día.

 

Haz preguntas

Ya sé que como padres y madres parece que estemos respondiendo preguntas todo el tiempo. Así que, empieza a preguntar tú ahora. "¿Cómo sabe ese pájaro que acabo de poner alpiste?" Las preguntas son la base del aprendizaje.

 

Darles dinero

Sé que puede ser muy lento, pero dejarles pagar en la tienda y contar el cambio es aprendizaje de la vida real. Si habitualmente pagas con tarjeta de crédito explícales como funciona eso también.  

 

Preguntarse 

Anima a tus hijos a pensar libremente sobre las cosas, sin límites. ¡Algunas de las mejores ideas comenzaron de grandes auto preguntas!

 

Jugar

La escuela mantiene a los niños ocupados aprendiendo cosas buenas. Pero no hay mucho espacio para jugar en un día normal. Darle a los niños la oportunidad de jugar sin horarios ni agenda les permite ser mejores pensadores y liberar su creatividad.

 

Haz preguntas de matemáticas al azar

Los datos matemáticos son fundamentales para una buena matemática mental, pero los niños no siempre quieren más trabajo escolar. Haz que los hechos matemáticos sean divertidos preguntándoles cuándo estés haciendo otra cosa, como conducir, ir de excursión o preparar la cena. Hazlo fácil, divertido y corto.

 

Seguir leyendo libros ilustrados

Incluso a medida que los niños crecen, los libros ilustrados pueden brindar oportunidades únicas para el aprendizaje. El aumento de la conexión con el texto, el vocabulario y la imagen da un enfoque más sensorial a la lectura y hace que la experiencia sea más agradable y beneficiosa.

 

Ir a lugares

Ves a la playa o la montaña. Ves a ver la última exposición del museo o algún lugar histórico de tu ciudad. Las experiencias vividas hacen del aprendizaje parte de la vida, y crean un esquema y un marco personal para el aprendizaje.

 

Crear

Darle a los niños la oportunidad de crear a través del arte, la música, la ciencia o cualquier juego imaginativo les ayuda a desarrollar mejores habilidades de pensamiento más allá de las que se aprenden en la escuela.

 

Pídeles ayuda

Ayudar a los padres en las tareas de los adultos les brinda a los niños nuevas habilidades y les muestra la necesidad de aprender durante toda la vida. Cocinar, hacer fotos, cambiar el aceite, lavar la ropa etc. muestra a los niños que siempre hay algo nuevo que pueden hacer y aprender.

 

Fallar a menudo

Déjales ver que el fracaso es parte del aprendizaje. Reconocer el fracaso como parte del proceso de aprendizaje en lugar de poner fin a él, muestra a los niños que siempre hay que continuar aprendiendo. Enséñales que está bien, incluso es bueno, porque fallar es parte fundamental en el proceso de aprendizaje y del éxito futuro.

 

¿Mencioné leer?

Es una de las cosas más simples que puedes hacer con infinitas posibilidades. Lee para aprender, para divertirte y para vivir.

 

By Rebecca Hastings

Fecha: 
Jueves, Febrero 8, 2018
imagen noticias: 

Añadir nuevo comentario