Hablemos “in extenso” de la alimentación complementaria…

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del bebé al proporcionarle los nutrientes y las defensas que necesita y al estimular la maduración de su sistema digestivo.  En caso de que ésta no sea suficiente puede disponerse de las llamadas leches de inicio las cuales aportan aquellos nutrientes necesarios para los primeros seis meses de vida.
Seguidamente las leches denominadas de continuación aseguran el aporte de hierro y ácidos grasos necesarios para el crecimiento.
La “alimentación complementaria” es aquel periodo de transición entre la dieta tipo del adulto (variando según los hábitos y costumbres de cada país). El primer alimento a sustituir (tras la leche materna) suelen ser los “cereales” pues además de ser su concentración en nutrientes son fáciles de digerir (en forma de papilla).
 
Los cereales se recomiendan a partir de los 5-6 meses sin gluten (maíz y arroz). Solo en los bebés mayores de 8 meses se administraran harinas con gluten. Hay que tener presente que las harinas para papillas en su preparación no deben incluirse azúcar ni miel ni leche de vaca.
A partir de los 5-6 meses se empezara también con las fruta en forma de papillas (fruta fresca o tarritos o cereales con frutas). Hasta los ocho meses los preparados de frutas no deben contener gluten.
Las verduras se introducirán a partir de los 7-.8 meses en forma de purés (patata, puerro, zanahoria pasados por el pasapurés). Hasta los 12 meses no se introducirán remolacha ni col ni espinacas (por su contenido en nitratos).
La carne comenzando por el pollo cocido sin piel se añadirá a los purés. La carne de ternera o conejo se introducirán más tarde.
El huevo se introducirá a partir de los 11 meses se empezará por la yema cocida (añadida a la papilla o puré). La clara de huevo, el pescado y las legumbres se introducirán a partir del año.
La leche de vaca no se introducirá hasta los 18 meses, sin embargo el yogur natural sin azúcar puede darse a los 11 meses solo o mezclado con frutas..
Las frutas secas y las patatas fritas, los picantes y especies y condimentos que contienen sal no deben administrarse hasta los tres años.
 
- See more at: http://www.pediatricblog.es/hablemos-in-extenso-de-la-alimentacion-compl...

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del bebé al proporcionarle los nutrientes y las defensas que necesita y al estimular la maduración de su sistema digestivo.  En caso de que ésta no sea suficiente puede disponerse de las llamadas leches de inicio las cuales aportan aquellos nutrientes necesarios para los primeros seis meses de vida.
Seguidamente las leches denominadas de continuación aseguran el aporte de hierro y ácidos grasos necesarios para el crecimiento.
La “alimentación complementaria” es aquel periodo de transición entre la dieta tipo del adulto (variando según los hábitos y costumbres de cada país). El primer alimento a sustituir (tras la leche materna) suelen ser los “cereales” pues además de ser su concentración en nutrientes son fáciles de digerir (en forma de papilla).
 
Los cereales se recomiendan a partir de los 5-6 meses sin gluten (maíz y arroz). Solo en los bebés mayores de 8 meses se administraran harinas con gluten. Hay que tener presente que las harinas para papillas en su preparación no deben incluirse azúcar ni miel ni leche de vaca.
A partir de los 5-6 meses se empezara también con las fruta en forma de papillas (fruta fresca o tarritos o cereales con frutas). Hasta los ocho meses los preparados de frutas no deben contener gluten.
Las verduras se introducirán a partir de los 7-.8 meses en forma de purés (patata, puerro, zanahoria pasados por el pasapurés). Hasta los 12 meses no se introducirán remolacha ni col ni espinacas (por su contenido en nitratos).
La carne comenzando por el pollo cocido sin piel se añadirá a los purés. La carne de ternera o conejo se introducirán más tarde.
El huevo se introducirá a partir de los 11 meses se empezará por la yema cocida (añadida a la papilla o puré). La clara de huevo, el pescado y las legumbres se introducirán a partir del año.
La leche de vaca no se introducirá hasta los 18 meses, sin embargo el yogur natural sin azúcar puede darse a los 11 meses solo o mezclado con frutas..
Las frutas secas y las patatas fritas, los picantes y especies y condimentos que contienen sal no deben administrarse hasta los tres años.
 
- See more at: http://www.pediatricblog.es/hablemos-in-extenso-de-la-alimentacion-compl...
 

Fecha: 
Sábado, Octubre 11, 2014
imagen noticias: 

Añadir nuevo comentario